Ya está llegando el invierno y como cada año comprobamos el estado de nuestras viñas. En la foto se puede ver el proceso que realizamos justo antes del vendimiado de las cepas. Este proceso que veis consiste en comprobar con un refractómetro el estado de maduración de los granos de uva de todas las  parcelas y cuando han llegado a su estado de maduración óptima procedemos siempre de madrugada y con rapidez al transporte de la uva a la bodega e iniciar el proceso de fermentación. ¡Esto es genial!